Seguidores

martes, 9 de agosto de 2011

RECUERDOS DE LA NIÑEZ


LA MEMORIA ES CAPRICHOSA

Era pequeño, muy pequeño, ya caminaba sin caerme demasiado y tenia media lengua de trapo con unos dientecillos de ratoncito travieso. Cuento esto por la memoria, que a veces hace lo que quiere y va donde le da la gana sin que nosotros se lo mandemos. Verán los veranos en la meseta suelen ser atroces, especialmente cuando hay lo que ahora se llama noches tropicales (antes no se como las llamábamos-un caloron de c*jones supongo). Cada uno tiene sus trucos, das vueltas y más vueltas suda que te suda, te levantas vas al balcón te fumas un cigarrillo y nada, vas a la nevera la abres te haces el remolón antes de coger la botella de agua para sentir el fresquito de la nevera (tenia una vecina que apagaba la luz, abría la puerta de la nevera, ponía una silla y se quedaba totalmente en pelotas sentada y con la cabeza apoyada en alguna bandeja-No joda doña Jesusa eso hace usted? A sus años?), -coño mira este y que les pasas a mis años?). Bueno yo no podía hacer lo mismo, ni era viuda ni vivía solo jeje. Pero tengo un truco, la mente, no, no es algún nombrecito que le tenga puesto al ventilador ni nada de eso, me quedo quieto dejando que el cuerpo chorree sudor por todas partes y hago que mí mente, me lleve de paseo. En esta ocasión, era una pradera enorme de hierba de un verde no muy oscuro y no muy alto, levante un poco la cabeza y las vi, eran retamas -etamaz? -Si Zorrete son retamas; en las puntas de sus estrechisimas hojas unas minúsculas florecillas amarillas, de un amarillo muy intenso, salpicaban la pradera por aquí y por allá, a veces salteadas otras juntas formando una isla de retamas rodeadas de pradera. -eta, -eta dije yo (no no piensen cosas raras), entonces hoy voces infantiles y de dos adultos un hombre y una mujer, me cogieron de la mano mire hacia arriba, era mi hermano mayor, -suelta eso Zorrete que eso no es una seta, -eta? -Jaja se rió mi hermano, mira mama Zorrete se quiere comer una piedra dice que es una seta, mira muerdela veras, -e duda ez!!!, -claro por que no es una seta de cardo. 


 Si, estaba con mi familia cogiendo setas de cardo, estupendas riquísimas, a mí, me encantaban (era pequeño pero no tonto), mis padres procedían del campo (bueno del campo como las amapolas no, de un pueblo), y todo lo del campo les encantaba y por supuesto nos lo transmitieron, coger setas (aprendiendo a distinguirlas), espárragos y muchas cosas más. La cosa es que ya tenia la atención de mi hermano, así que tire de su mano señalando otra piedra (esta blanca y picuda, estaba claro que no era una seta) -eta? -Jaja que no Zorrete, mama, papa, Zorrete va a volver a casa con los bolsillos llenos de piedras, -no cojas piedras mi niño, pues menudo guiso vamos a hacer entonces dijo mi madre. Entonces tire con mas fuerzas -eta, eta, eta, --anda macho!!! vocifero mi hermano mama, papa venir mirar que remochetones de setas ha encontrado Zorrete, joer que tío!!! no si al final va a ser el que mas setas encuentre jajaj. Era primavera y esa no es la mejor época para las setas, cuando salen de verdad es en otoño, pero no se dejen ustedes engañar por los expertos-expertisimos, si se dan las condiciones también salen en primavera, menos y durante menos tiempo pero también salen sobre todo si el otoño anterior fue malo y apenas salieron, en cambio si el invierno y la primavera vienen buenos y el suelo coge tempero se puede hacer una buena recolección de setas y champiñones silvestre. De todas formas esto no nos preocupaba demasiado por que pronto empezaría el calor, al sur de la colonia del hiper extrarradio del oeste de Madrid donde vivíamos, pegados a las tapias de la casa de campo, pasaba un arroyo y con el calor era un croar permanente, de vez en cuando nuestro padre decía, -vamos mujer prepara a los niños que nos vamos al cine que estos pobres también tienen derecho, -¡¡¡bien, chupi, nos vamos al cinique!!! (así lo llamábamos) -ine? -Si Zorrete peinate que nos vamos a Campamento, -ento? -Jaja si corre ven mi niño veras que guapo te dejo, decía mami. Y salíamos en expedición, -¡¡¡joe, estos de Campamento son ricos tienen de to!!! decía mi hermano, en nuestra colonia teníamos una tienda de ultramarinos, bodega, abarrotes y pulpería todo en uno y pare usted de contar. Aprovechaban y entre mohines y refunfuños de nosotros los nenes nos metían en la peluquería, protestábamos lo nuestro por que ya nos sabíamos el rollo, bueno mis hermanos, yo aún no, -bueno, si no dejáis de protestar no vamos al bar y no compramos las naranjadas y las patatas fritas -¡¡¡bieeeeenn!!!, ese era el rollo, protestar para que por el sacrificio de esquilarnos nos compraran naranjadas y patatas fritas (por cierto riquísimas, echas en el colmado, de eso me debe de venir a mi el vicio por la sal). Así que esto era Campamento (nosotros eramos una colonia y estos un campamento), como decía mi hermano tenían de todo, peluquería, tiendas, bares, consultorio medico (teníamos que ir allí cuando nos poníamos malitos) y dos cines, uno de ellos tenia también cine de verano, a este es al que íbamos siempre, lo disfrutábamos a lo grande. La cuestión y es a lo que iba, es que a la vuelta (yo siempre a las espaldas de mi pobre padre y medio dormido), cuando llegábamos al arroyo me entraba un poco de miedo, pasábamos pisando por unas enormes piedras separadas unas de otras (yo no, claro) entonces me despabilaba, -agarrate bien, no te sueltes, me decía mi padre, joder como están las ranas esta noche. -anas?? Jaja si Zorrete, ranas ya veras, una de estas noches vamos a venir y veras que ricas están con tomate, esta sera tu primera vez, estate atento para que aprendas como se hace. -ate? Jaja si con tomate, oye mujer este hijo tuyo lo de cogerlas no pero lo de comerlas con tomate si que lo coge jaja.-eh que también es hijo tuyo Jaja decía mami.


 Por fin un día, atardeciendo mi padre dijo -mujer ponles las chanclas a los niños que nos vamos a ranas. -anas? -si Zorrete esta es tu primera vez a ver como te portas, no me vayas a hacer como con las setas y te traigas los bolsillos llenos de sapos jaja dijo mi padre. La cosa tenia su aquel, íbamos andando y con un trozo de pan con chocolate en cada mano por que volveríamos tarde, salíamos faltando hora y media mas o menos para la caída del sol, las mejores ranas se cogían oscurecido y con linterna, de manera que llegábamos al arroyo y todo el mundo se descalzaba y se remangaba la ropa. Andaban de un sito a otro por la orilla del arroyo, yo sentadito sin perder ripio (que harán, buscar setas?. -etas? -No hombre, mira fijate, lo primero que se tiene que hacer antes de meterse en el agua es coger una piedra no muy grande y guardársela en el bolsillo, ya veras para que es (me explico mi padre). Se metieron en el agua con fango hasta mas arriba de los tobillos. Salta una rana, mi padre mete las manos bajo las ovas, las piedras o el limo, atrapa a la rana la coge por las ancas, la da la vuelta, saca la piedra del bolsillo y zasca, le mete un pellejazo a la rana contra la piedra, me la tira hacia la orilla, toma Zorrete metela al cesto, y otra y otra y otra y otra más. Que ricas estaban con tomate, madre mía que esquisited propia de gourmets, entonces no lo sabíamos, pero estábamos degustando uno de esos caprichos de la naturaleza que para mucha gente resultan repelentes pero que son propias de sibaritas. Y con la llegada del, verano, saurio, si, lagarto verde y cabezón, con su carne tan blanca como la de la rana (pero eso es otra historia y ademas ya me dormí y tu..........?). 

by: Zorrete.

12 comentarios:

  1. Leona, como ves esta es la versión completa, mira el comentario que he dejado en la versión "Concurso de verano". Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. Puede que estén buenas, sé que muchos lo comen, pero yo sería incapaz.

    ResponderEliminar
  3. Bucan no sabes lo que te pierdes, en restaurantes de postín, los ponen y junto con los caracoles epatan a la clientela.

    ResponderEliminar
  4. Leona ya se que en las pestaña revista no hay sección de comentarios, por eso preguntaba lo de los votos. El relato completo lo decía por si querías coger alguna imagen o párrafo, por que perdí el word y ahora tengo el openoffice.org y no se como se activa el contador de caracteres. De las setas se llaman por aquí de "cardo" (pleurotus eryngii) y si las hacian con carne de ternera o cordero seguro que eran de esas. Venga saluditos.

    ResponderEliminar
  5. "Zoete" me encantan las setas brasa con ajito, perejil y aceite por encima, pero no me como una rana ni de broma.

    A mi lo que me gustaba era coger caracoles y luego zampármelos con una salsa bién picante y mojar pan de pueblo. El pan con chocolate lo sigo comiendo, eso si que es una autentica gozada.

    ResponderEliminar
  6. Zorrete, me has recordado mis escapadas a buscar setas cuando vivía en Barcelona, buen grupo "boletaire" teníamos montado... Y coincido con lo de las ranas, ¡bien ricas que están aunque muchos le hagan ascos!

    Desde luego nada como dar rienda suelta a la mente para acabar cayendo dormido...

    ResponderEliminar
  7. Candela las setas realmente no necesitan más que lo que dices para estar buenisimas y en cuanto a los caracoles bien picantitos, con un poco de chorizo y jamón !!ñan ñan¡¡ como dices tu a veces.

    ResponderEliminar
  8. Hola Jam bienvenido y gracias por comentar, ¿que tal por London? Creo que ahora están un poco jo.....Coger setas es casi mas divertido que comerlas y las ranas una pena ya solo de criadero las otras las pobres cada día quedan menos y están protegidisimas igual que los lagartos verdes, que pena de chavales con lo divertido que lo pasamos nosotros de chavalillos cogiéndolas.

    ResponderEliminar
  9. Muy bien periódico, el relato de la "ñiña" del bar es muy divertido, con tanta gimnasia, así esta ella jjaj.

    ResponderEliminar
  10. Que bien lo pasabas aprediendo y descubriendo cosas nuevas , rodeado de naturaleza; es divertido ver como era el zorrete caundo no levantaba un palmo del suelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. jejej así es franny, me alegro que te haya gustado amor. Besitos.

    ResponderEliminar